SEARCH

El Club de los Corazones Solitarios

Título original: The lonley hearts club
Autora: Elizabeth Eulberg
Editorial: Alfaguara
Sinopsis: 
Yo, Penny Lane Bloom, juro solemnemente no volver a salir con otro chico en lo que me queda de vida.
De acuerdo, quizá cambie de opinión dentro de unos diez años, cuando ya no viva en Parkview (EE.UU.), ni asista al instituto McKinley; pero por el momento, he acabado con los chicos. Son unos mentirosos y unos estafadores. La escoria de la Tierra.
Sí, desde el primero hasta el último. La maldad personificada.
Algunos parecen agradables, claro; pero en cuanto consiguen lo que buscan, se deshacen de ti y pasan al objetivo siguiente.
Así que he terminado.
NO MÁS CHICOS.
Punto final.

Motivos por los que me leí este libro:
1. Tiene canciones de los Beatles, y es algo que me pierde.
2. El rompehogares, entre otras personas, dijo que el libro era bueno (¡Los niños! ¿Es que nadie piensa en los niños?), lo que me empujó a dejarme llevar por mi afán consumista.

Penny Lane es la protagonista, que toma el nombre de la canción de los Beatles con ese nombre, ya que sus padres son unos auténticos fanáticos de ellos.

Mamá se llevó la mano al pecho, entusiasmada porque su hija hubiera utilizado un nombre de los Beatles, aunque no tuviera ni idea de qué iba el club. Podía haber fundado un club llamado El Submarino Amarillo cuyos miembros salieran de fiesta en el océano y ligaran con cachorros de foca, y mis padres seguirían sintiéndose orgullosos.
Pues Penny, tras sufrir un desengaño amoroso, decide no salir con chicos nunca más (durante su estancia en el instituto), porque los tíos "Son unos mentirosos y unos estafadores.La escoria de la Tierra. Sí, desde el primero hasta el último. La maldad personificada."  Vamos, que los pone a parir.

No me habría extrañado que ocultara cadáveres de niños y de cachorros en su taquilla. 

(Ya, esto no viene a cuento, lo sé)
 Penny piensa que todos los hombres son unos malvadiscos (palabra que le robo a Arizona). Un poco extremista, ¿no? Y, en el principio del libro, da la imagen de que realmente es así (bueno, en vez de malvados me dieron más bien la impresión de ser unos animales sin cerebro que actúan por impulsos).

Me alivió enormemente comprobar que no había señal de La Innombrable.
¡El innombrable es VOLDEMORT, ASQUEROSA SANGRE SUCIA! (tenía que decirlo).


Eso sí, tengo que decir que ME REPATEA ESE AIRE AMERICANADO. Ya sabéis, los típicos pasillos con taquillas yo también quiero una taquilla, panda de zorras  e infestadas de animadoras de ojos azules (oh, nunca había visto a alguien así) y de quarterbacks buenorros, etc. Vamos, todos esos personajes tópicos. Pero el que más me repatea de todos ellos es ESE TÍO SUPER PERFECTO, que está bueno, es simpático, amable, está bueno, deportista, saca buenas notas, está bueno, le cae bien a todo el mundo, es una persona majísima y encima está bueno. Pues eso, PERFECTO (ah, y por si no lo he dicho ya, está bueno). ¡Anda ya, tanta maldad retenida no puede ser buena, este tiene que ser psicópata por las noches o algo! 


Aunque el libro tiene cosas positivas. Tiene unos puntazos de humor muy buenos, y eso, junto con las canciones de los Beatles, son lo mejor del libro. Ah, y que las botas que lleva Diane en la portada molan. 

Por ejemplo, hace poco me he enterado de que el curso pasado, tres chicos del equipo de baloncesto apostaron quién me haría perder la virginidad. ¿Habéis oído algo más absurdo?-Jen puso los ojos en blanco.
-Sí. Por desgracia, Jon Cart tuvo ese privilegio conmigo el año pasado-Amy negó con la cabeza-. Ojalá pudiera recuperar esos cuarenta y cinco segundos de mi vida.
-¿CÓMO?-preguntó Tracy con un alarido.

Tengo que decir que es un libro bastante predecible, y que ya sabía cómo iba a ser el final, muy a lo HAPPY HAPPY HAPPY HAPPY HAPPY HAPPY... Reconozcámoslo, los buenos libros (casi) nunca terminan bien. Es un final así como: "y vivieron felices y comieron perdices". Bueno, no, en realidad sería: "y vivieron felices y comieron lechuga, porque les daban pena las pobres perdices".

En definitiva, podría decir que me han timado, pero como al final no me lo compré, el libro es robado y no me he gastado ni un duro, pues nada.

6 comentarios:

Matt dijo...

Jo, pues yo me lo pasé pipa leyéndolo -excepto durante las primeras páginas, que tenía ganas de estrangular a esas niñas tan pavas-.
En fin xD

¡Saludos!

Alendax dijo...

Ay, no soy la única que detesta este libro con toda su alma.
¡Gracias por existir, Lea!

Arizona dijo...

¿Robado? Te lo presté yo, japuta. Pues nada, 15 euritos que podía haberme gastado en... no sé... Eragon, por ejemplo (¿me compras Eragon? :D)

Lea Eleniak dijo...

Si no te lo devuelvo no es prestado, es robado, todavía lo tengo xDDDDDDDDDDDDDDDDDD
(yo quero Eragoooon :3)

Liz dijo...

oh, pues a mi me parece muy de "niñas indignadas" asi que no lo leere!

Hancastera dijo...

A mi tampoco me gustó mucho.
Me ha encantado tu reseña, es muy divertida :)
Acabo de conocer tu blog. ¡Te sigo!
Besitos ^.^

 
Free Lines Arrow