SEARCH

Reseña: Proyecto Amanda I

Título: invisible (así, tal cual, con la primera letra en minúscula).
Título original: The Amanda Project book 1: The Invisible I.
Autora: Melissa Kantor
Saga: Proyecto Amanda. 
Editorial: SM
Precio: 15,95 €
Sinopsis: Callie, Hal y Nia son tres chicos que, accidentalmente, se encuentran en el despacho del director del instituto; aparentemente,no tienen nada en común… solo que conocen a una chica que se llama Amanda. Pero se dan cuenta de que lo poco que saben de su vida es totalmente falso. ¿Quién es Amanda? ¿Qué relación la une con los tres chicos? Una novela de misterio que no dejará indiferente a nadie.


Un día, Callie es llamada al despacho del director. Allí se encuentra con que su amiga, la misteriosa Amanda, ha desaparecido. Pero no sin antes liarda parda: ha pintarrajeado el coche del director, y ha involucrado en ello a Callie, junto con otros amigos suyos, Hal y Nia, con los que no tiene nada en común.


Amanda. Es la chica enigmática, de la que nadie sabe nada y a la que se le da bien lo mismo que a sus amigos (los cuales desconocen la existencia unos de otros). Es una tía que habla de los tótems, el destino, lo espiritual, cita frases de John Lennon, cada vez va vestida con una peluca y estilo diferentes, etc (vamos, que vive con la cabeza en Yupieslovaquia). Amanda desaparece sin decir nada, y empieza a dejarle acertijos a sus amigos, como si de una gincana se tratara. Porque claro, decir las cosas claramente, como las personas normales, es demasiado fácil. Y cuando estás, supuestamente, en un lío peligroso y serio, lo más lógico es andar con juegos y chorradas.
Nadie conoce su paradero, y sus amigos se dan cuenta de que no saben nada sobre Amanda, ni siquiera saben dónde vive, ni con quién, porque a cada uno le ha soltado un rollo diferente. Esto me hizo pensar que, o Amanda es un fantasma y esta gente ve muertos, o es una loca con trastorno tripolar recién fugada del manicomio (porque es imposible que pueda tener una personalidad completamente diferente con cada uno, ¡se puede fingir durante un tiempo, pero no continuamente!).

Todos los personajes son tópicos con patas, simples y poco elaborados.
Callie es la que narra la historia. Es una estúpida superficial perteneciente a las Chicas I (porque todos sus nombres empiezan por i si es que son cursis como ellas solas), que son las yupieslovacas del instituto. La típica que sigue a la líder del grupito de amigas (que en este caso, es Heidi ioleré ioleré ioleré hijú), está empanada y no piensa de forma propia. Es completamente boba, odiosa y esnob, y su forma de narrar y sus diálogos son completamente insufribles.

-Esa soy yo-susurró con voz suave y casi soñadora-. La lechuza. Sabia. Independiente.
Estuve a punto de reírme cuando dijo lo de independiente. ¿Así es como se le llamaba ahora a la gente con dificultades para relacionarse en la sociedad?

Nia es la rara del instituto, pero con un hermano popular que está to buenorro. De todos los personajes, es el mejor definido. Es sarcástica y no le importa decir lo que piensa. Hal es el friki rarito que de repente se puso to buenorro y se hizo popular.
La forma de escribir de la autora no sólo es impersonal (tampoco es tan difícil, leches, hasta la Meyer tiene personalidad escribiendo), sino que no domina el lenguaje, no sabe jugar con las palabras, lo que da lugar a diálogos irreales, ilógicos, mal logrados y poco creíbles, que se hacen insoportables. Lo único que le da un poco de vida son las dos o tres frases destructivas y sarcásticas (cortesía de Nia), pero que tampoco llegan a convencerme del todo.

-¿Te has perdido, o es que hoy es el día al revés?-quiso saber Heidi, que me miraba con el rostro contraído de indignación-. ¿O es que estos pringados te han lavado el cerebro?
Abrí la boca para responder, pero Nia se me adelantó.
-¿Qué sabrá una descerebrada como tú sobre lavados de cerebro?
-Ja,  ja-se burló Heidi-Si eres tan lista, podrías pensar en algo para no ser tan pringada.
-Claro, Heidi- replicó Nia-. Ojalá fuera tan guay como para elegir a mis amigos por la última letra de sus nombres.

El final del libro no resuelve nada, los enigmas resueltos son muy, muy escasos, y seguimos sin saber absolutamente nada sobre Amanda.Hay que esperar hasta leer los ¡ocho! libros que componen la saga para enterarte de algo. 
Se supone que es un libro de misterio, pero a mí no me provoca ni una chispa de curiosidad, por lo que obviamente no me leeré los ¡ocho! libros. ¿He dicho ya que son OCHO insufribles libros?  Vamos, que ni sé dónde está Amanda ni me importa.
Lo que sí me ha gustado muchísimo han sido los dibujos. Creo que todos los libros deberían tenerlos.


CONCLUSIÓN:
Es malo con ganas, pero tiene dibujos bonitos.



1 comentario:

Devoradora de libros dijo...

Uhh! si tenia ganas de leerlo ahora lo dudo XD

Besos!

 
Free Lines Arrow