SEARCH

Reseña: Dime quién cojines soy

Título: Dime quién soy
Autora: Julia Navarro
Editorial: Plaza&Janés
Precio: 23,90€ (4,49 galeones)
Sinopsis: Un periodista recibe la propuesta de investigar la vida de su bisabuela, una mujer de la que sólo se sabe que huyó de España abandonando a su marido y a su hijo poco antes de que estallara la Guerra Civil. Marcada por los hombres que pasaron por su vida, Amelia Garayoa es una mujer que aprendió que en la vida no se puede volver sobre el pasado para deshacerlo. Espionaje e intriga en estado puro, amores y desamores desgarrados, aventura e historia de un siglo hecho pedazos. Sin duda, la novela más personal de Julia Navarro. Pero sobre todo, es una ambiciosa vuelta de tuerca en la trayectoria literaria de una de nuestras autoras más internacionales; una novela que cautiva tanto por su tensión y dramatismo como por las emociones a flor de piel que transmiten cada una de sus páginas.

Admiremos por unos momentos esta sinopsis, que promete cielo, tierra, Narnia, el infinito y más allá. Admirémosla, porque esta sinopsis destila más pasión que el libro entero. ¿Intriga en estado puro? ¿Tensión, dramatismo y emociones a flor de piel en cada una de sus páginas? ¿Vuelta de tuerca? Los cojines.

 
La protagonista. Quieren darle una imagen de valiente, atrevida, decidida y fuerte; pero a la vez es ingenua y enamoradiza a más no poder. Pues bien, el cambio se nota, pero no desde el principio como promete, hasta que no llegas al final del libro sigue siendo un poco llorica.  Amelia tiene cuatro amores a lo largo de su vida. Siendo una mujer casada era un escándalo en aquella época vamos, que la ponían de pato para arriba. El hecho de tener varias relaciones durante tu existencia es algo normal, lo molesto es que no parece estar realmente enamorada. Cuando termina la relación con uno, al día siguiente ya está empezando a enamorarse del siguiente. Y cuando va por el tercero ya reconoce abiertamente que no siente amor, que sólo está con él porque necesita tener a alguien que la proteja (pero a ver, ¿no se supone que es fuerte e independiente?, ¿por qué necesita tener siempre un hombre que la cuide?).

 
Lo de los espías británicos me decepcionó. No te puedes hacer espía con un cursillo rápido de tres meses y menos siendo tan pava. 
La parte de la Segunda Guerra Mundial, he de decir que sí que ha tenido un par de momentos en los que se me han puesto los pelos de punta y se me ha encogido mi helado y metálico corazón. Pero no por la forma de narrar de la autora, sino porque es normal emocionarse cuando se habla de tales crueldades. Esa parte está bastante lograda.
La forma de escribir.  Es como leer un telegrama. No hay apenas descripciones, es tan escueto que te pierdes, puedes presenciar una semana llena de sucesos importantes en solamente una página. Por esto mismo, pierde la capacidad de emocionar. En los momentos en los que Amelia enloquece de dolor y se muere de sufrimiento, no eres capaz de sentir lo mismo porque no se describen bien los sentimientos. No te llega, te deja fría. Se explica su dolor con tan pocas palabras que no eres capas de sentir esas "emociones a flor de piel". Te quedas igual. Este es el principal problema.
Y esa-cosa-que-sucede-al-final-y-que supuestamente-te-tiene-que-sorprender era más que predecible. Ya me lo esperaba desde el primer capítulo. Aparte de que es predecible, se cuenta de una forma tan breve y acaba de una forma tan brusca, que no sé cómo pretende sorprender o emocionar a nadie, la verdad.
Con todo, no es un libro tan, tan, tan, malo. Al final mejora bastante (mucho), porque la protagonista se transforma radicalmente. Se convierte en alguien fuerte, frío, calculador, en una asesina despiadada (pero tienes que pasar tres cuartos del libro, tres desamores, varias torturas y dos guerras para que se note esa digievolución). Como si se le hubiera congelado el corazón. Y no es para menos, tras los sufrimientos que le proporciona el nazismo. Eso me ha gustado
CONCLUSIÓN: 
No es malo. Tiene cosas buenas: el politiqueo, los revolucionarios, la historia, las torturas, la guerra, la sangre, esas partes trágicas, algunas escenas, etc. El problema es que se ha puesto el libro por las nubes y han contratado un sinopsista (¿eso existe?) de la leche.  No era para tanto. La protagonista no tiene tanta caña como debería y las descripciones brillan por su ausencia.

2 comentarios:

Matt dijo...

Estos Best-sellers... por cierto, mencanta como has dejado el blog

Victoria dijo...

Una amiga mia lo leyó y a ella le gustó mucho xD Supongo que para gustos los colores,pero considerando que es un señor tocho y viendo tu reseña creo que mejor lo dejaré para "otra ocasión" jeje
Muak!

 
Free Lines Arrow