SEARCH

Reseña: Una madeja enmarañada

Título: Estudio en escarlata.
Título original: A study in scarlet.
Autor: Sir Arthur Conan Doyle. 
Sherlock Holmes:
Estudio en escarlata
El signo de los cuatro
Las aventuras de Sherlock Holmes
Las memorias de Sherlock Holmes
El sabueso de los Baskerville
El regreso de Sherlock Holmes
El valle del terror
Su última reverencia
Editorial: Nowtilus.
Precio: 8, 95€ (3 galeones, 4 sickles y 22 knuts).
Sinopsis:  Cuando Conan Doyle escribía Estudio en escarlata no podía sospechar el enorme éxito que tendría su libro, y menos aún que sus protagonistas, Sherlock Holmes y su inseparable doctor Watson, se convertirían en dos de las criaturas más famosas de la literatura universal. Basado en un caso real, la misteriosa desaparición del panadero alemán Urban N. Stanger ocurrida en Londres, el relato de Conan Doyle define ya la fascinante y compleja personalidad del detective y la rendida admiración de su amigo y ayudante.
                                                                                                                                                 

Watson, un médico militar, tras haber sido herido en el hombro durante la guerra vuelve a Inglaterra y se instala en Londres. Allí, siendo una persona solitaria sin familia ni amigos, y estando en una mala situación económica, se ve obligado a buscar compañero de piso urgentemente. Así conoce a Sherlock, un hombre muy excéntrico que tiene hobbies tales como aporrear cadáveres con un bastón y leer estudios sobre la ceniza del tabaco, y que es capaz de saber de dónde vienes con sólo mirarte las muñecas. Pero esto no detiene a Watson, es más, las extrañas manías de su compañero no hacen más que suscitar una gran curiosidad en él. Como no tiene amigos y se aburre, se propone espiarlo, buscando averiguar qué clase de hombre es y a qué se dedica, escribiendo sobre él en su diario y haciendo listas sobre todo lo que va descubriendo de su persona, tal y como lo haría una adolescente enamoriscada. Así es como nosotros descubrimos la historia de este curioso personaje.
Conforme pasaban las semanas, mi interés por él y la curiosidad que su proyecto de vida suscitaba en mí, fueron haciéndose cada vez más patentes y profundos[...]Acaso el lector me esté calificando ya de entrometido impenitente en vista de lo mucho que este hombre excitaba mi curiosidad y de la solicitud impertinente con que procuraba yo vencer la reserva en que se hallaba envuelto todo lo que a él concernía. No sería ecuánime sin embargo, antes de dictar sentencia, echar en olvido hasta qué punto sin objeto era entonces mi vida, y qué pocas cosas a la sazón podían animarla[...]En semejantes circunstancias, acogí casi con entusiasmo el pequeño misterio que rodeaba a mi compañero, así como la oportunidad de matar el tiempo probando a desvelarlo.

Rápidamente descubre que su nuevo amigo es un "detective asesor". Es decir, un loco muy listo que se pasa la vida haciendo el trabajo de los policías inútiles como Lestrade y Gregson, para que una vez resuelto el caso éstos se lleven todo el mérito.
–¿Cuál es su dictamen? –inquirieron a coro.
–¿Me creen capaz de menoscabar su mérito, osando iluminarles sobre el caso? –repuso mi amigo–.Están ustedes llevándolo muy diestramente, y sería pena inmiscuirse.
No necesito decir la hiriente ironía de estas palabras.

El estilo de escribir de Sir Arthur Conan Doyle es muy... a lo sir. No puedo describirlo mejor. Es muy agradable y he aprendido más de una palabra que desconocía. Como ya he dicho, la historia se relata a partir del diario de Watson, pero más o menos en la mitad del libro, justo cuando Sherlock acaba de resolver el caso y está a punto de anunciárnoslo, aparece la segunda parte, con una historia muy diferente que a simple vista poco tiene que ver con el detective. Esto te hace creer que te has descargado un pdf equivocado, te han metido parte de otro libro o algo parecido. Estás así hasta que ves un par de nombres familiares, y maldices a Sir Bigotudo por ser tan cruel y dar ese corte tan radical justo cuando estás ansiosa por descubrir al culpable.
 El personaje en sí es bastante peculiar, y es imposible no soltar un ¡gallos y gallinas!, con todas y cada una de sus deducciones. Aparte de ese don detectivesco suyo, tiene en ocasiones una personalidad bastante irónica que te saca una sonrisa, característica suya que Gregson y Lestrade tienen gran capacidad para despertar. Lo más entretenido del libro es descubrir cómo llega Sherlock a sus conclusiones a partir de pequeños detalles que para cualquiera pasarían inadvertidos, cosa que el detective va explicando a Watson.
                                                            CONCLUSIÓN                                                                
Una forma de escribir muy agradable y formal a la que no le veo ninguna pega, un protagonista de lo más curioso que merece la pena conocer, pues es el detective más conocido del mundo y siempre te hará abrir la boca de asombro o soltar una lijera sonrisa.

1 comentario:

Nina dijo...

Sip, tengo que leer sus novelas si o si :D

 
Free Lines Arrow